Universidad de Zaragoza CSIC
El Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón recibe los nuevos proyectos Marie Skłodowska-Curie
Publication Date:  03/10/2019

 

El Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (centro de investigación mixto del CSIC y la Universidad de Zaragoza) está de enhorabuena tras incorporar los tres nuevos proyectos Marie Skłodowska-Curie de la convocatoria de 2018, que se suman al que continúa de la convocatoria de 2017.

Los buenos resultados en esta convocatoria de proyectos de investigación Marie Skłodowska-Curie consolidan la excelencia del ICMA y su capacidad de atraer talento investigador, así como el buen trabajo de su Unidad de Relaciones y Proyectos Internacionales.

La convocatoria anual Marie Skłodowska-Curie de la Comisión Europea, enmarcada dentro del programa Horizonte 2020 de financiación de la I+D+I, busca ofrecer formación avanzada y desarrollo profesional a investigadores doctores a través de la realización de un proyecto de investigación, desarrollo e innovación de elevada calidad en cualquier temática en una institución europea de acogida. Esta convocatoria promueve la movilidad geográfica (el investigador se ha de trasladar a un país distinto de aquel en el que ha estado trabajando/residiendo en los últimos años), la movilidad intersectorial (contacto con otros sectores como el industrial, clínico, etc.) y la interdisciplinariedad (combinar distintas disciplinas científico-técnicas en el proyecto de I+D+I). Se hace especial hincapié en la mejora de la futura empleabilidad del investigador, tanto en el entorno académico como en el no académico, y en la adquisición y refuerzo de habilidades más transversales, incluyendo aspectos de emprendimiento, gestión y financiación de la I+D+I, propiedad intelectual, aspectos éticos y de innovación socialmente responsable, entre otros.

Es una convocatoria muy popular y competitiva. Por ejemplo, en la convocatoria 2018, con un presupuesto de 273 millones de euros, se va a contratar a 1.351 investigadores en Europa (158 de ellos en centros españoles, siendo España el segundo país receptor de investigadores por detrás del Reino Unido) de un total de 9.676 propuestas presentadas (14% de tasa de éxito).

 

Los proyectos PePiPOM, HeriCare y TBNANO ya han comenzado.

 

PePiPOM, HeriCare y TBNANO son los nombres de los tres proyectos que el ICMA ha conseguido en esta convocatoria del programa Horizonte 2020 - Marie Skłodowska-Curie para contratación de investigadores postdoctorales y que ya han comenzado su trabajo.

El proyecto PePiPOM, liderado por la investigadora Dra. Elena Atrián y bajo la supervisión del Dr. Scott Mitchell, busca combatir una seria y creciente amenaza a la salud pública global, la resistencia a los antibióticos, con el desarrollo de nuevas fórmulas antimicrobianas. En concreto, se propone el desarrollo de compuestos híbridos formados por polioxometalatos -clústeres de óxidos metálicos- y péptidos. Se busca una mayor actividad antimicrobiana de estos compuestos dada la sinergia de sus propiedades y la combinación de diferentes formas de actuación.

Por otro lado, el proyecto HeriCare, liderado por el Dr. Andrés Seral y bajo la supervisión del Dr. Jesús Martínez de la Fuente, pretende el desarrollo de un nuevo tipo de recubrimientos para la protección de patrimonio cultural tangible (materiales orgánicos tales como papel, madera o cuero) frente a la biodegradación y factores ambientales. Se va a explorar el desarrollo de híbridos a partir de nanomateriales bidimensionales (materiales inorgánicos similares al grafeno) y otros nanomateriales inorgánicos tales como polioxometalatos. Incluye una colaboración con la biblioteca del Real Jardín Botánico (Madrid) y la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón (Huesca).

Por último, el proyecto TBNANO, liderado por la investigadora Dra. Zsuzsa Baranyai y bajo la supervisión del Dr. Jesús Martínez de la Fuente y en colaboración con el Dr. José Antonio Ainsa de la Universidad de Zaragoza, se centra en avanzar en el tratamiento de la tuberculosis basado en la nanotecnología para erradicar esta enfermedad, desarrollando nanocápsulas de origen natural a las que se les modifica la superficie, cargándolas con fármacos antituberculares y modificándolas con moléculas que se dirigen a la célula huésped para el tratamiento de la tuberculosis.