Universidad de Zaragoza CSIC
Investigadores del ICMA desarrollan un nuevo material que mejora las resoluciones de sensores como los que se utilizan en los escáneres de aeropuertos
Publication Date:  30/03/2017

 

Investigadores del ICMA, el Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón, mixto entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas CSIC y la Universidad de Zaragoza, han publicado recientemente un artículo en la revista internacional Advanced Optical Materials sobre el desarrollo de una nueva microestructura con propiedades ópticas que mejoran la resolución espacial de los filtros que se utilizan, por ejemplo, en los escáneres de los aeropuertos.

 

Consiste en láminas metálicas microperforadas que son atravesadas por unos pilares cristalinos, por ejemplo de fluoruro de litio. Son materiales flexibles, y que transmiten radiación infrarroja en longitudes de onda que no dañan el tejido humano, con mejor resolución espacial que otras configuraciones que no tienen estos pilares cristalinos. En estas investigaciones lideradas por la Dra. Rosa Isabel Merino del ICMA, también se apuntan los campos en los que este nuevo material puede tener aplicaciones muy destacadas.

 

Es un material que puede resultar muy útil en los sensores para el control de calidad o sistemas de seguridad como los existentes en escáneres de detección de armas ocultas de algunos aeropuertos, ya que mejoran sustancialmente la resolución de las imágenes. También en detectores de explosivos, drogas o compuestos biológicos ya que se pueden diseñar para moléculas específicas.

 

Por otro lado, estas láminas metálicas rellenas de micropilares tienen también aplicaciones en el ámbito de la Astronomía, mejorando cualitativamente los sensores de los telescopios, lo que permitiría tener una mayor resolución de las observaciones astronómicas. Otra cualidad importante de este material es que su fabricación se basa en microestructuras que se generan espontáneamente, haciendo que su producción sea barata, sencilla y rápida, algo que sin duda puede ser muy atractivo para empresas que se dediquen a la fabricación este tipo de sensores.

Es por eso que a partir de ahora, el equipo investigador se pondrá en contacto con empresas potencialmente interesadas en estos resultados que puedan ser aprovechados en dispositivos reales y sirvan para orientar futuras investigaciones. Además, aún queda margen de mejora en el procedimiento, por lo que se seguirá investigando otras propiedades basadas en estructuras relacionadas.

 

En este trabajo han colaborado los investigadores María Fernanda Acosta, Sergio Gutiérrez-Rodrigo y Luis Martín Moreno, de los grupos de Procesado y Caracterización de Cerámicas Estructurales y Funcionales y del grupo de Nanofotónica, ambos del ICMA. Además, también ha participado el investigador Carlos Pecharromán del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid.